un viaje

A veces, aparecen durezas en la piel del alma.
A veces, uno se pregunta porqué y no encuentra respuesta. Al menos no, de momento.
No hay limas, ni piedras pómez que valgan. A veces uno busca el bálsamo de la comprensión de un amigo, pero eso también puede ser un riesgo, porque puede topar de bruces con una incomprensión debida quizás, a un momento de euforia que no le permite desplegar la empatía necesaria. Entonces es cuando uno puede llegar a sentirse inmensamente solo. Donde se buscaba consuelo, se recibe alguna frase hecha como una forma sutil de palmadita en el hombro. Es peor, es lesivo.
La vida enseña que en esas circunstancias, donde no hay un motivo claro que justifique el desánimo, solo el recogimiento, el silencio y la introspección son las herramientas adecuadas que pueden dar forma al remedio.
Y es curioso, porque en estos periodos de balanceo entre el desánimo y esa especie de encefalograma plano en que todo te da igual, súbitamente aparecen destellos de sensibilidad creativa que son brillantes pero insuficientes como para provocar un despertar que te lleve a la acción. Solo puedes, con cierto esfuerzo apuntarlos en el cuaderno del corazón, para que no se te olviden.
Tomaré entonces esa nave estelar que me lleve por el túnel que conduce hacia mi interior y visitaré mis galaxias más ocultas, recorreré silencioso por mis constelaciones más privadas en busca de esa música callada que reverbera desde un pasado lejano capaz de aflorar una sabiduría olvidada.
Y si la vida quiere, volveré con una humilde sonrisa pidiéndome perdón y amándome de nuevo.

4 comentarios sobre “un viaje

  1. Escribes muy bien. Describes y viajas, tal vez mejor, por la galaxia interna. Creo que por ahí puedes, disfrutar de la música callada.
    Únicamente me pregunto, si alguno de los viajeros que te siguen, o yo mismo, no he sido capaz de “desplegar la empatía necesaria” para escucharte, acompañarte, o decir una palabra que te haga sentir un poco menos “inmensamente solo”. ¡Me duelen las palabras, pero sobre todo la soledad, de cualquiera que vaya, de alguna manera, a mi lado en el camino!
    Eres muy valiente, o esa imagen tengo de quien ha vivido mucho y a veces ha padecido algunas dolencias físicas, y perdidas o ausencias de personas querida, ¡con lo que eso enseña!
    Tu tienes una amiga, que te ha acompañado siempre: ¡tu cámara! Ella que es viajera como tu, si se lo permites, te sacará de pensamientos tristes. Lo que tu y ella veis, tiene muchos colores y mucha vida.
    ¡Ánimo, Ricard! Un abrazo.

    Me gusta

  2. Mi método o sistema, como quieras llamarlo, u ocurrencia, es tener amigos dentro de mí mismo, suelen paliar las defecciones o incomprensiones de los amigos exteriores. A los amigos interiores se les puede manipular, aceptar, rechazar, hacerlos nuevos, infinidad de posibilidades con tal de que se avengan a nuestras necesidades de ser entendidos, ¿tal vez amados? Con los exteriores siempre hay que tener sentido de la medida, de la temporal y de la de los significados que nos vinculan con ellos. Pero esta es una opinión muy personal que ha ido elaborándose a lo largo de la vida de uno y bueno, todo sirve. Tenemos tantas almas como rostros, acaso más de las primeras (entiéndase el término alma)

    Un abrazo.

    Me gusta

  3. No es mala manera de afrontar el desanimo apoyándose en la música.
    Lo que si afirmo, es que si el alma existiera,(cosa que dudo), la tuya no tendría durezas en su piel.
    Te conozco poco pero, por lo que intuyo, tus viajes interiores suelen ser bastante provechosos y seguro que de ellos aprendes y hasta podrías enseñar.
    No lo olvides, para mi es un placer leerte y disfrutar con tu arte fotográfico.

    Le gusta a 1 persona

  4. Lo expresas tan bello y tan real que solo puedo suscribir tus palabras, una a una.

    Y es que una actitud interior serena, permite captar matices, distinguir parcelas, asumir riesgos…y esa batalla solo se puede librar con uno mismo.

    Fuerte abrazo Ricard y buen día

    Le gusta a 1 persona

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s