Cómo hacer nuestro curso de astronomía online

Tenemos un curso permanente en nuestra web de iniciación a la astronomía, trata varios temas básicos de astronomía para tener las primeras nociones y manejarse con soltura entre las constelaciones o usando un telescopio de aficionado.

Cómo hacer nuestro curso de astronomía online

Reblogueo esta entrada por si fuera de interés para alguno de mis amigos lectores.

“marterizaje” de Perseverance

Ha llegado el día y ese acerca el momento.
Dispones de tres visores (YouTube), dos de ellos en español, desde los cuales seguir en vivo y directo la llegada.

Perseverance se posará hoy en la superficie marciana y vamos a asistir en línea a este evento.
La emisión comienza a las 19:45 (primer visor)
Procuraremos estar pendientes por si se producen variaciones (o mejores ofertas de visionado)

Este video estará activo el día 18 a las 20:45

Alternativas:

Dónde vas Andrómeda


Este video es una simulación:
En el vídeo: 1 segundo corresponde a  aproximadamente 1.000.000 años. El escenario se contempla (el observador) como si se viera desde una distancia equivalente a  unos 10.000 años luz (94.605.280.000.000.000 Km)
Recuerda que la medida “billion” (en inglés) a la que hace alusión el video corresponde a mil millones y no a un millón de millones, como sería el billón en español.
 
La galaxia de Andrómeda (M31) se está aproximando hacia nuestra galaxia, la Vía Láctea, a unos 300 km/s, en aproximadamente 3.000 a 5.000 millones de años se producirá la colisión, fusionándose ambas y formando una galaxia elíptica gigante.
En esta simulación se muestra la futura colisión contra la Vía Láctea:
Como podéis ver, mas que una colisión pura y dura, parece una especie de “danza fusionante” que finaliza en una integración de ambas, en una sola. El amor…ay! el amor…😏

Más allá de las creencias de cada persona; muchas pensando que la supuesta obra de un creador, no puede ser más que un reflejo de armonía y equilibrio, lo cierto es que el cosmos se mueve en un escenario caótico. Evidentemente a los ojos del ser humano cuya vida difícilmente se alarga más allá de los cien años, todo parece coexistir en una especie de lago de aguas calmas. Pero gracias a la ciencia, actualmente podemos crear matemáticamente la visión desde la suficiente distancia y comprimiendo un tiempo larguísimo en escasos minutos y podemos hacernos una idea, incluso visual, de lo que no podríamos contemplar jamás.
Inclusive y aún en el supuesto de que tus ganas de vivir, consiguieran alargar tus cumpleaños a cifras de nueve ceros, este fenómeno es posible que suceda después ( o al mismo tiempo) de que nuestra estrella, el Sol, se hubiere convertido en una “gigante roja” y se haya literalmente tragado como mínimo los planetas más próximos (Mercurio, Venus, Marte, La Tierra).
Así que no insistas… 😁 No lo vas a ver. Confórmate con el vídeo


Marte

Disculpas por la poca calidad de la imagen.

Cuando nuestro ancestros más primitivos decidieron abandonar el sur de Africa (y no la región de Etiopía como se creía hasta hace muy poco¹) hace unos 200.000, procedían de una población más o menos delimitada y socializada que sin duda abandonó la región dirigiéndose hacia el norte, por pura necesidad.
Desde entonces el carácter del ser humano, sigue siendo exploratorio y expansivo. Son muchos los pensadores que coinciden en que el futuro de la humanidad pasa por la colonización de otros mundos, del mismo modo que en el pasado colonizó territorios de nuestro planeta.
Posiblemente Marte no sea otra cosa que una estación más en la exploración espacial y el perfeccionamiento de las técnicas necesarias para abordar el paso definitivo de habitar un planeta alternativo. Los científicos dicen que la terraformación de Marte es muy dificultosa y aunque fuera posible dotarla de atmósfera, la cuestión de la temperatura sería un problema insuperable. 
La idea es buscar un planeta, ya de por sí, mas cercano al standar de habitabilidad que necesitamos.
Pero indudablemente iremos a Marte. Iremos a aprender que es otra de las características definitorias del ser humano. Iremos a establecer bases, a buscar tierras raras (minerales necesarios para las tecnologías) y a desarrollar el conocimiento que el planeta rojo nos pueda ofrecer. 
En la imagen (una captura de pantalla desde el teléfono de una vista tomada por el robot Curiosity), podemos ver como se contempla la Tierra, en la noche marciana. Un puntito brillante de una magnitud similar a la que nos ofrece desde aquí la estrella Polar. No puedo dejar de preguntarme que emoción pueda desencadenar la visión en vivo de la madre Tierra en un corazón humano y a distancia tan lejana. 
¿Nos hará mejores, poder vernos desde una perspectiva tan lejana? ¿Seremos aún más conscientes de nuestra pequeñez?

Una foto en el suelo lunar

fotos en la Luna

Una curiosidad poco conocida.
El astronauta C.Duke, le dijo a sus hijos si querían acompañarle a la Luna aunque solo fuera “en foto”.  Otro hecho para negar desde los que lo niegan todo. Perfectamente lunalocalizada, esa fotografia dificilmente se podrá recuperar o volver a ver en el futuro ya que aunque nada la puede mover -quizás solo cubrir de polvo con el paso de muchos siglos- es bien cierto que los extremos de frio y calor la deben haber deteriorado completamente. Algo que dará que hablar a ciertos grupos negacionistas que se empeñan en afirmar que el hombre nunca estuvo en la Luna, sino solo en un plató de televisión. Para ellos, esta foto es un montaje, mientras que Charles Duke evidentemente certifica su autenticidad. 

Claro, claro… y para estos iluminados, la Tierra sigue estando en el centro del Universo, es plana y tiene 4500 años de antigüedad.
Me pregunto con que se alimentan estos individuos. 

Lectura recomendada relacionada.

Cosas que no llegaron del espacio, pero casi.

No me han sorprendido algunos de los apuntes que se han hecho relacionados con la anterior entrada. Apuntes que desde luego son muy bien recibidos aquí.  El interés por las actividades extraplanetarias no es, ni tiene porque ser, compartido por todo el mundo.  En este sentido algunas quejas ya convertidas en tópicos, aparecen de vez en cuando y está bien que así sea, aunque solo fuera en aras de la libertad de opinión y expresión. Pero también creo que es bueno intentar angular y  complementar la información por si posibilita una revisión de la opinión. 
La anteriormente llamada Carrera Espacial, ya hace tiempo que pasó de ser una competición para convertirse en una de las pocas colaboraciones internacionales exitosas. Personalmente pienso, que si para la cuestión del cambio climático, fuéramos capaces de colaborar tan estrechamente como lo hacemos para las actividades extraplanetarias, nos iría mucho mejor. Pienso lo mismo sobre las farmacéuticas. Si fueran colaboradora estrechas como lo es la comunidad que se dedica al espacio, otro gallo cantaría. 
Esto lo digo intentando no mezclar los guisantes con los garbanzos. Cuando se dice que “mejor sería dedicar los dineros a otros asuntos más “terrenales” se cae en un tópico que solo requiere pensar un poco más para quizás poder corregirse. 
Es espacio no impide que se desarrollen otros campos dedicados a las soluciones apremiantes. Al contrario; la tecnología y los avances que se derivan de la ingeniería espacial, son beneficios netos para la sociedad. 
Niño ayer, viendo el lanzamiento Space-X 30.5.20 (Instagram)

Un famoso astrofísico (que no nombro para que nadie diga que se le idolatra demasiado), decía que si se dedicara al espacio, lo que se dedica al armamento (en el global de las naciones) avanzaríamos 200 años de golpe en el conocimiento de la astronomía, la astrofísica y la astrobiología o exobiología.

Veamos, si os apetece algunos avances tecnológicos y beneficios -algunos aparentemente superfluos y otros muy importantes- que le debemos a la antes llamada “carrera espacial”:
►Si bien no directamente, la tecnología de la depuración del agua, fue muy mejorada gracias a los sistemas que desarrollaron en la NASA para convertir la orina en agua potable. Obviamente no convertimos la orina en agua, no. Pero convertimos líquidos aún menos “apetecibles” en agua.
►Los sensores ultrasónicos posibilitan medir desde la carga que está soportando una junta, hasta las constantes vitales de un paciente (incluso inconsciente). Presión sanguínea y otros parámetros. Pasando por la detección de aguas subterráneas. NASA liberó para el mundo esta tecnología en 1978
►Nos gusta mucho saber que los productos envasados que encontramos en el supermercado están libres de riesgos y contaminaciones, bacterias etc. Eso es gracias a un control que responde a las siglas APPCC  (Análisis de Peligros y Puntos Críticos y de Control). La tecnología que lo posibilita nació para controlar el riesgo de contaminación que suponen los restos orgánicos (comida etc.) en una nave espacial. Desde 1991 forma parte de las cadenas de producción alimentaria.
►En 1970 la NASA desarrolló un detector de humo por ionización, un dispositivo capaz de detectar humo y gases tóxicos en la Skylab (la primera estación espacial estadounidense) para el cual se usó el isotopo americio-241. Éste fue el precursor de los detectores habituales que vemos en los techos (que en ocasiones activan además la emisión de agua), más baratos y basados en la detección fotoeléctrica.
►La tecnología de deshidratación de alimentos. 
►Los sensores CMOS sin los cuales hoy día la calidad de la imagen fotográfica estaría peldaños muy por debajo además de tener unos pesos binarios poco gestionables. Fueron la alternativa a los CCD.
►Los bomberos están muy agradecidos a la tecnología que nació de la necesidad de la astronáutica de perfeccionar los sistemas contra el fuego tanto en las naves, como en los trajes e incluso los instrumentos de comunicación. Todos ellos se aplican hoy en los trabajos contra los incendios.
►Por muy fantasioso que pudiera parecer, las actividades extravehiculares (EVA) o lo que es igual, los paseos espaciales, motivaron la creación de brazos robóticos y herramientas de ayuda en esa difícil tarea. El resultado fue que esas tecnologías fueron luego aplicadas para el perfeccionamiento de las prótesis en personas amputadas.
►Las células solares iban por su camino, pero los ingenieros aeroespaciales aplicaron el Silicio y es la tecnología ampliamente mejorada que usamos hoy en día.
►Se necesitaba saber la temperatura de una estrella y lógicamente no se podía ir allí. Eso fue el origen de las mediciones infrarrojas. Hoy, en plena pandemia de Covid-19 estás harto de ver termómetros de lectura instantánea y sin contacto, trabajando en hospitales, aeropuertos o en tu propia casa. 
Podría seguir, pero esto ya es demasiado largo. Créeme; te sorprendería saber cuanta tecnología derivada de la ingeniería espacial estás usando.
Imagen de SpaceX-Imagery en Pixabay